Bill Ackman, es el fundador y director ejecutivo del Fondo de Cobertura Pershing Square Capital Management LP, cuyo éxito le concedió una gran fortuna, se encuentra en el puesto Nº 391 de los 400 más ricos de Forbes, con un patrimonio neto de US$ 3 mil millones al 2020. Su carrera esta llena de altibajos. Forbes señala que saltó a la fama por su “corto” de la Aseguradora de Bonos MBIA y su rescate del operador de centros comerciales General Growth. Al salir de la crisis, en ocasiones superó a Wall Street con victorias en sus inversiones activistas en Canadian Pacific, Fortune Brands y Allergan. Pasó momentos difíciles después de intentar fusionar Allergan y Valeant en 2014. Ganó más de US$ 1 mil millones con el primero, pero perdió US$ 3 mil millones con el segundo. Controversial en su apuesta contra Herbalife. No pudo beneficiarse de la caída accionaria inicial, siendo este su segundo gran fracaso, luego de Valeant Pharmaceuticals. A inicios del 2020, cuando la pandemia del coronavirus apenas asomaba a la puerta de Wall Street, Bill Ackman logró convertir US$ 27 millones en $ 2.6 mil millones con un solo movimiento.

Entre los muchos tiburones de Wall Street cuyas inversiones y métodos son controversiales, hay uno particularmente notorio. Usando la jerga del sector, no se trata de un tiburón, más bien de un “Bearish”, palabra que viene de “Oso” en inglés, imagen simbólica con la que son representados los inversores bajistas, aquellos que apuestan al pesimismo sobre el futuro, obteniendo ganancias con la caída en el precio de las acciones y las espirales en baja o posiciones en “corto” (short selling).

Se trata de William Albert Ackman, más conocido como Bill Ackman, fundador y director ejecutivo del Fondo de Cobertura Pershing Square Capital Management LP. A él dedicamos este análisis o Enhanced Due Diligence-EDD, que agrupa información biográfica, situación actual, aspectos de interés económico y potenciales riesgos de negocio.

La Diligencia Debida Mejorada/Ampliada o Enhanced Due Diligence, (en adelante, EDD), no es un proceso espontáneo que se hace por simple curiosidad investigativa. Se trata de un análisis detallado e independiente a solicitud de los actores centrales de la empresa, en el cumplimiento de las obligaciones asumidas en el ejercicio de sus actividades, para actuar como un “mejor padre de familia”.

La EDD tiene por finalidad conocer al cliente y minimizar el riesgo en futuras transacciones comerciales y financieras. Para ello es importante profundizar sobre los posibles antecedentes negativos con las autoridades de control, situaciones de insolvencia o disminución del flujo de caja por incumplimiento de pago y en general cualquier otro aspecto, incluido el riesgo reputacional que podría dañar el normal desarrollo de los negocios.

La EDD forma parte de un conjunto de “deberes de cuidado” que tienen los Sujetos Obligados en respeto a las normas AML o normas anti-lavado/legitimación de capitales y anti-financiamiento al terrorismo. En el caso que nos ocupa, este EDD de Bill Ackman se limita a un ejercicio didáctico.

 

Información Biográfica.

 

William Albert Ackman nació el 11 de mayo de 1966, judío asquenazí. Hijo de Lawrence Ackman, dueño de una firma de financiamiento a bienes raíces comerciales y Ronnie Ackman (cuyo apellido de soltera era Posner), quien a la fecha es miembro de la junta directiva del Lincoln Center de Nueva York.[1]

Ackman se crió en Chappaqua, un rico suburbio cercano a Nueva York que también es el hogar de Bill y Hillary Clinton, Ben Stiller, Vanessa Williams, entre otras personalidades.

Se graduó con honores de la Universidad de Harvard en 1988, obteniendo una licenciatura magna cum laude en Historia. Cuatro años más tarde, obtuvo una Maestría en Administración de Empresas, MBA en el Harvard Business School. Posteriormente, Ackman se unió a la Junta de Asesores del Decano de Harvard Business School.[2]

A sus 26 años, algunos años después de graduarse, en 1992, Bill Ackman fundó una firma de inversiones con un ex compañero de clase llamado Gotham Partners. La empresa tuvo éxito, pero Ackman decidió cerrarla en 2002.

En el año 2004, Ackman fundó Pershing Square Capital Management L.P, con un capital inicial de 54 millones de dólares. La firma fue un éxito casi instantáneo.

En el año 2004, Ackman fundó Pershing Square Capital Management L.P, con un capital inicial de 54 millones de dólares. El dinero era una combinación de fondos de su fortuna personal y un préstamo de Leucadia National.[3] La firma fue un éxito casi instantáneo. El 2014 fue uno de sus mejores años, registrando rendimientos del 40%.[4]

Bill Ackman, Pershing Square

Bill Ackman, Pershing Square

Pershing Square tiene importante participación accionaria en cadenas como Chipotle Mexican Grill, Starbucks y otras; además es el propietario de Burger King, Restaurant Brands International Inc. El valor de sus activos totales supera los 6.500 millones de dólares, según Forbes.

Hoy está en el puesto Nº 391 de la lista de los 400 más ricos de Forbes, con un patrimonio neto de US$ 3 mil millones al 2020.

El éxito de Pershing Square concedió a Ackman una gran fortuna. Apareció por primera vez en la lista de multimillonarios de Forbes en 2013.[5] Hoy está en el puesto Nº 391 de la lista de los 400 más ricos de Forbes, con un patrimonio neto de US$ 3 mil millones al 2020.[6]

En 1994 contrajo nupcias con la arquitecta paisajista Karen Ann Herskovitz de quien se divorció en 2017. De esta relación nacieron tres hijas. Durante el matrimonio, en el año 2006, Ackman y Karen establecieron la Fundación Pershing Square, una organización de beneficencia para apoyar la innovación, el desarrollo económico, la educación, la atención médica, los derechos humanos, las artes y el desarrollo urbano. Esta fundación es un donante importante de Planned Parenthood.

Desde su creación, la Fundación Pershing Square ha destinado más de USD$ 400 millones en beneficencia. En 2011, los Ackmans estaban en la lista de los “50 Filántropos donantes más generosos”.[7]

Luego del divorcio han dado continuidad a sus actividades de beneficencia. A través de la Fundación donó más de un millón de dólares al Innocence Project en la ciudad de Nueva York y al Centurion Ministries en Princeton.

Desde el año 2012, es signatario del proyecto The Giving Pledge, la organización que preside Bill y Melinda Gates, con lo que se ha comprometido a donar al menos el 50% de su riqueza a causas benéficas.

 

(Le puede interesar leer: https://ethicalentis.com/falsa-filantropia-el-juego-de-poder-detras-del-negocio-de-la-beneficencia/)

 

Actualmente Bill Ackman está casado con Neri Oxman, arquitecta israelí-estadounidense y profesora del Massachusetts Institute of Technology, MIT. Juntos tienen una hija nacida en 2019.

 

En el Ojo del Huracán.

 

La carrera de Bill Ackman esta llena de altibajos. Forbes señala que saltó a la fama por su “corto” de la Aseguradora de Bonos MBIA y su rescate del operador de centros comerciales General Growth. Al salir de la crisis, en ocasiones superó a Wall Street con victorias en sus inversiones activistas en Canadian Pacific, Fortune Brands y Allergan. Pasó momentos difíciles después de intentar fusionar Allergan y Valeant en 2014. Ganó más de US$ 1 mil millones con el primero, pero perdió US$ 3 mil millones con el segundo.

Se autodefine como un “activist investor” (inversor activista), a la búsqueda de compañías gigantescas en dificultad y con liquidez limitada, a las cuales provee de oxigeno financiero rápido; impulsando una nueva tendencia de opinión sobre el valor de las compañía con una basta red de relaciones públicas, que induce al alza del precio accionario. De esta manera obtiene fructuosos beneficios en cada operación.

Bill Ackman, Activist Investing New York Time

Bill Ackman, Activist Investing New York Time

Ha estado en el ojo del huracán muchas veces. Una de las más memorables es cuando en 2009 defendió a uno de sus amigos Ezra Merkin, acusado de fraude civil por el estado de Nueva York, por desviar fondos “secretamente” (sin el consenso de sus clientes, en mayoría judíos). Merkin habría movido unos US$ 2.4 mil millones, invirtiéndolos en el fraude de esquema Ponzi de Bernard Madoff.

Ackman defendió públicamente a su viejo amigo Merkin, diciendo: «¿Ha cometido Ezra un crimen? No lo creo. Lo conozco desde hace 15 años y creo que [Merkin] es una persona honesta, una persona inteligente, una persona interesante y un inversor inteligente».[8]

El Fiscal General de Nueva York retenía que Ezra Merkin era un potencial cómplice de Madoff. El caso se resolvió en 2012 con un acuerdo en el cual Merkin pagaría la suma de US$ 405 millones a las víctimas, incluido el Consejo Metropolitano sobre la Pobreza Judía.

En 2016, Bill Ackman junto con el director ejecutivo saliente de Valeant Pharmaceuticals, J. Michael Pearson, y el ex director ejecutivo interino de la compañía, Howard Schiller, declararon ante una audiencia contenciosa del Comité Especial del Senado de los Estados Unidos (US Senate Special Committee on Aging, encargado de proteger los derechos de los adultos mayores); sobre la práctica de Valeant de comprar medicamentos existentes, necesarios para enfermedades crónicas y venderlos a precios inflados.

Las preguntas del Comité del Senado, manifestaban una fuerte preocupación sobre las repercusiones para los pacientes y el sistema de atención médica norteamericana, derivadas del modelo comercial de Valeant y sus controvertidas prácticas de precios. Ackman abrió su declaración diciendo: «Como accionista de Valeant, reconozco que mi inversión fue un respaldo a la estrategia de la compañía».

Bill Ackman, US Senate Special Committee on Aging

Bill Ackman, US Senate Special Committee on Aging

El escándalo llevó al decline de Valeant Pharmaceuticals y en marzo de 2017, Ackman vendió su posición restante de USD 27,2 millones de acciones al Banco de Inversión Jefferies lo que generó una pérdida sustancial. Desde entonces, Valeant pasó a llamarse Bausch Health.

El caso de Valeant Pharmaceuticals fue documentando por Netflix en la serie Dirty Money, tercer capítulo «Drug Short» del 2018.

Otra de sus operaciones mediáticas fue la inversión en “corto” a través de Pershing Square Capital Management contra Herbalife International, Inc

Otra de sus operaciones mediáticas fue la inversión en “corto” a través de Pershing Square Capital Management contra Herbalife International, Inc.

En diciembre de 2012, Ackman emitió un informe de investigación acusando a Herbalife de tener un modelo de negocios multinivel de esquema piramidal, lo que provocó que el precio de las acciones de Herbalife cayera.

Unos meses después de los comentarios iniciales de Ackman, el inversionista multimillonario Carl Icahn lo desafío en una disputa pública en la televisión nacional y compró acciones de Herbalife International. En la medida en que Icahn continuó comprando acciones, el precio de las acciones continuó mostrando fortaleza. En mayo de 2013, Icahn se había convertido en dueño del 16,5% de la empresa. Ese número había disminuido al 6,4% en noviembre de 2013.

Se estima que Ackman gastó más de US$ 50 millones en una campaña de relaciones públicas contra Herbalife, diseñada para bajar el precio de las acciones de la compañía y así favorecer su inversión en “corto”.

La posición de Ackman sobre Herbalife lo llevó a un debate en la televisión en vivo contra Carl Icahn. La pelea fue denominada por The Journal como «el fondo de cobertura equivalente a Stalingrado», con Icahn finalmente saliendo victorioso.[9]

Bill Ackmam Vs Carl Icahn.

Bill Ackmam Vs Carl Icahn.

El 22 de noviembre de 2013, Ackman admitió en Bloomberg Television que iniciaba a percibir perdidas en la operación de Herbalife, y que la posición era de «US$ 400 millones a US$ 500 millones en números rojos”, pero que él no sería “exprimido” y mantendría la posición corta «hasta el final de la tierra».

En 2014, el senador Ed Markey envió distintas cartas a los reguladores federales, incluidos la Comisión Federal de Comercio FTC y La Comisión de Bolsa y Valores, SEC, exigiendo que se abriera una investigación sobre las prácticas comerciales de Herbalife y el posible esquema piramidal.

El día en que se publicaron las cartas, las acciones de la compañía cayeron un 14% y para el 2 de diciembre de 2014, los precios de las acciones de Herbalife habían caído casi un 50%.

Estos hechos se encuentran reportados en el documental Betting on Zero, disponible en Netflix.

En noviembre de 2017, Ackman dijo a Reuters que había cubierto su posición de venta corta, pero que continuaría apostando contra Herbalife utilizando opciones de venta con no más del 3% de los fondos de Pershing Square.[10]

El 28 de febrero de 2018, Ackman abandonó completamente su apuesta de casi mil millones de dólares contra Herbalife, después de que el precio de las acciones de la compañía continuara aumentando. No pudo beneficiarse de la caída accionaria inicial y este fue el segundo gran fracaso de Bill Ackman luego de lo ocurrido con Valeant Pharmaceuticals.

Es importante precisar que caso de Herbalife se encuentra todavía en investigación por presunta Estafa. Sus actividades a nivel mundial están mermando y su esquema de negocio piramidal ha sido prohibido en distintas jurisdicciones.

 

(Puede leer más sobre este caso en: https://ethicalentis.com/herbalife-la-estafa-del-siglo/)[11]

 

Por otra parte, el ex miembro de la cámara de representantes de los Estados Unidos, Bob Barr pidió al Congreso que investigara el uso que hacía Ackman de las relaciones públicas y la presión regulatoria en su campaña contra Herbalife.

También Harvey L. Pitt, ex presidente de la Comisión de Bolsa y Valores, SEC, ha cuestionado si Ackman tiene como objetivo mover el precio en lugar de difundir la verdad.

Bill Ackman es considerado un orador potente y emotivo que ha usado todo su talento mediático para mostrarse como un referente en el mundo de las finanzas.

Pershing Square obtuvo un rendimiento del 58,1% en 2019. Al momento Reuters lo calificó como «uno de los fondos de cobertura con mejor desempeño del mundo».

Después de un desempeño débil entre 2015 – 2018, Ackman les dijo a los inversores en enero de 2018 que volvería a lo básico recortando personal, poniendo fin a las visitas de los inversores que consumían su tiempo y apartándose en la oficina para investigar. Como resultado de estos cambios, su firma Pershing Square obtuvo un rendimiento del 58,1% en 2019. Al momento Reuters lo calificó como «uno de los fondos de cobertura con mejor desempeño del mundo».[12]

Recompensas a los Whistleblower de Herbalife.

 

Bill Ackman ha manifestado que sus decisiones de negocios parten de una investigación profunda para comprender todas las situaciones de cada escenario. Sus estrategias de inversión no son convencionales e incluyen en algunos casos, el pago de informantes.

En el 2014, mientras llevaba adelante su campaña contra Herbalife, Bill Ackman, a través de un acuerdo confidencial, ofreció una jugosa recompensa a un ex ejecutivo descontento de la compañía, comprometiéndose a pagar hasta US$ 3.6 millones durante 10 años si perdía su trabajo, después de proporcionar información a los investigadores del gobierno y los medios actuando en condición de Whistleblower.[13]

El acuerdo entre Ackman y el ex ejecutivo, Giovanni Bohorquez, se firmó en junio de 2013. Según los términos del generoso trato (una copia del cual fue proporcionada por el propio Ackman), Bohorquez tendría derecho a recibir hasta $ 250,000 al año durante 10 años si perdía su trabajo como resultado de su “divulgaciones” a los medios de comunicación o al gobierno.

El contrato proporciona un aumento del 5% cada año y US$ 500,000 adicionales, si también perdía las posibles ofertas publicadas de otros empleadores. Además en caso de encontrar un nuevo trabajo con remuneración inferior a 250.000 dólares al año, Pershing Square compensaría la diferencia. Así, el valor total para Bohorquez durante 10 años podría llegar a los USD$ 3.61 millones.

«Ser un Whistleblower es algo muy peligroso si quieres conseguir un trabajo. Debes juzgar por ti mismo si Giovanni es un hombre honesto o no. Creo que Giovanni será visto como un héroe»

Entre otras cosas, el acuerdo requería que Bohorquez buscara activamente trabajo y que fuera sincero en todas sus declaraciones sobre Herbalife a los medios de comunicación y al gobierno. «Ser un Whistleblower es algo muy peligroso si quieres conseguir un trabajo. Debes juzgar por ti mismo si Giovanni es un hombre honesto o no. Creo que Giovanni será visto como un héroe», contestó Ackman en una entrevista de la ABC News.[14]

Especulando con el Covid-19.

 

A inicios del 2020, cuando la pandemia del coronavirus apenas asomaba a la puerta de Wall Street, Bill Ackman logró convertir US$ 27 millones en $ 2.6 mil millones con un solo movimiento: Apostando hacia la baja del mercado y asegurando la cartera contra fuertes pérdidas. Una operación que iba en contra de cualquier pronóstico.

«Tuvimos la cobertura en su lugar quizás en la tercera semana de febrero. Y para el 12 de marzo, la cobertura había pasado de ser inútil a $ 2.7 mil millones», declaró Ackman en esa oportunidad.[15]

Fuente: Dow Jones Market Data Group

Fuente: Dow Jones Market Data Group

El mercado de valores cayó un 30% en marzo. La caída más rápida de ese tamaño en un siglo, según Forbes. Ackman fue acusado de hundir el mercado a propósito para aumentar sus ganancias, causando temores por el coronavirus en los inversionistas.

Ackman hizo una aparición en CNBC News el 18 de marzo , proclamando frases como «se acerca el infierno» debido al brote del nuevo coronavirus; además de enviar diversos Tweet con sentimientos similares ese mismo día. Los comentarios de Ackman hicieron caer el mercado ya volátil. El desplome fue tan abrupto que el mercado detuvo las operaciones durante 15 minutos, informó Markets Insider.[16]

El multimillonario se defendió frente a los inversores de Pershing Square, explicando que para el momento de su aparición en el canal de televisión CNBC, ya se había vendido un poco más de la mitad de la cantidad teórica de los CDS y su cobertura ya había dado frutos. Además, en una entrevista de noviembre de 2020, Ackman afirmó que se había preocupado por el COVID-19 porque había visto la película Contagio.[17]

 

Potenciales Riesgos del EDD de Bill Ackman.

 

Atendiendo la normativa legal vigente y las obligaciones prudenciales AML, anti-lavado/legitimación de capitales y anti-financiamiento al terrorismo, con base a los datos de fuentes públicas obtenidos en relación al perfil de Bill Ackman; se puede estimar que las operaciones, transacciones y relaciones de negocios, se encuentran en el escenario de Alto Riesgo de los servicios de asistencia financiera o de inversión.

En consecuencia, se recomienda documentar adecuadamente las medidas implementadas por parte de Bill Ackman y Pershing Square Capital Management, para el conocimiento de sus clientes y el origen lícito de los fondos de inversión gestionados, de acuerdo al principio “Conozca al Cliente de su Cliente”.

 

En conclusión, es importante comprobar:

  1. La aplicación de la Recomendación 10: “Debida Diligencia del Cliente”.
  2. Que sea sujeto a vigilancia por parte de los reguladores del sector como indicado en la Recomendación 26: “Regulación y Supervisión de Instituciones Financieras”.
  3. Así como la gama completa de obligaciones aplicables dentro del marco legal vigente, en línea con las Recomendaciones del GAFI.

———

De este modo concluye este ejercicio didáctico.

 

Si quiere conocer otros Due Diligence de nuestra editorial puede leer:

https://ethicalentis.com/quien-es-greta-thunberg/

https://ethicalentis.com/quien-es-tedros-adhanom-revelando-el-due-diligence-del-director-general-de-la-oms/

[1] https://www.nytimes.com/2019/01/19/fashion/weddings/as-if-by-design-their-connection-was-inevitable.html

[2] https://www.money.it/Chi-e-Bill-Ackman-investitore-biografia-Helbalife

[3] https://web.archive.org/web/20120529164307/http://www.startribune.com/printarticle/?id=13715691

[4] https://www.businessinsider.com/bill-ackman-billionaire-hedgefund-manager-made-billions-off-coronavirus-crash-2020-4

[5] Ibídem

[6] https://www.forbes.com/profile/william-ackman/

[7] https://en.m.wikipedia.org/wiki/Bill_Ackman

[8] https://www.thestreet.com/opinion/hedge-fund-peers-come-to-merkins-defense-10458428

[9] Idem 4.

[10] https://www.theguardian.com/us-news/2017/apr/11/herbalife-documentary-betting-on-zero

[11] https://ethicalentis.com/herbalife-la-estafa-del-siglo/

[12] https://www.reuters.com/article/us-hedgefunds-ackman-idUSKBN1Z81UT

[13] https://abcnews.go.com/Blotter/bill-ackmans-secret-deal-herbalife-whistleblower/story?id=23415501

[14] Ibídem

[15] https://it.benzinga.com/2020/05/08/come-ha-fatto-bill-ackman-a-trasformare-27mln-in-2-6mld/

[16] Idem4

[17] https://markets.businessinsider.com/news/stocks/bill-ackman-pershing-square-pandemic-hedge-trump-buffett-best-quotes-2020-11-1029819825

Pin It on Pinterest