La mayor Corte de Apelaciones sobre el Derecho a la Libertad de Expresión es un Ente Privado: El Oversight Board de Facebook Inc.

 Un presupuesto equiparable al de la Corte Penal Internacional. Su función principal es moderar los contenidos de la red social. Integrado por veinte personalidades de todo el mundo entre los que encontramos figuras como la Nobel de la Paz, Tawakul Kerman. El Oversight Board es usualmente, una comisión de vigilancia, en cambio, el Oversight Board de Facebook no tiene las facultades de supervisión y control que se esperaban cuando se anunció su creación. Sus competencias, asemejan más a una corte de apelaciones. Tiene la función de revisar los casos en los que las personas no estén de acuerdo con el resultado de las decisiones de Facebook y hayan agotado el proceso de apelaciones directamente con la compañía. También podrá escuchar casos que hayan sido remitidos por la organización, donde revisará y decidirá sobre el contenido, en consonancia con las propias políticas de contenido y los valores de Facebook.

Con un aporte inicial de 130 millones de dólares, fue creado el Oversight Board de Facebook, una instancia cuya función principal es moderar los contenidos de la red social.

Con un aporte inicial de 130 millones de dólares, equiparable al presupuesto de la Corte Penal Internacional, CPI, que ronda los 140 millones de dólares anuales, fue creado el Oversight Board de Facebook, una instancia cuya función principal es moderar los contenidos de la red social y ante la cual, los usuarios y la misma compañía, pueden recurrir para dilucidar sobre las decisiones tomadas en relación a las publicaciones que puedan afectar la Libertad de Expresión y los Derechos Humanos.

A finales de 2020 entró en función el tan anunciado Oversight Board, en un intento por mejorar sus procesos de autorregulación a través de esta nueva figura en el gobierno corporativo (Governance) de la organización.

Mark Zuckerberg, fundador de la compañía, anunció en 2018 su intención de crear una entidad independiente para moderar los contenidos más polémicos. El resultado fue un Consejo integrado por veinte personalidades de todo el mundo: diez mujeres y diez hombres que, ni son empleados de Facebook, ni pueden ser despedidos por Zuckerberg.

Oversight Board de Facebook

Oversight Board de Facebook

Entre algunos de los integrantes del Oversigt Board encontramos figuras como la Nobel de la Paz en 2011 de origen yemení Tawakul Kerman; la ex primera ministra danesa Helle Thorning-Schmidt, el ex director de The Guardian que lideró ese periódico durante dos décadas, Alan Rusbridger, entre otros. La única hispanohablante es la abogada colombiana Catalina Botero-Marino, decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de Los Andes y relatora entre 2008 y 2014 para la libertad de expresión en la Organización de Estados Americanos, OEA.[1]

Según se indica en los Estatutos,[2] sus decisiones serán transparentes y vinculantes para la compañía, en respeto de las leyes locales, las condiciones de uso y la política de privacidad de Facebook.

Los contenidos susceptibles de ser moderados serán de Facebook e Instagram. El Oversigt Board no tendrá, al menos por ahora, capacidad sobre WhatsApp, otra plataforma de la compañía.

Es de recordar que en el 2018, Mark Zuckrberg se vio obligado a comparecer ante el Congreso de los Estados Unidos, en una sesión conjunta de las comisiones de Comercio y de Justicia del Senado, por su responsabilidad ante la transmisión de datos personales de 87 millones de personas a Cambridge Analytica y la injerencia de Facebook en las elecciones a través, de campañas políticas de microsegmentación, con la capacidad de influir en la opinión pública y manipular la intención de voto.

Entre las preguntas a las que tuvo que responder Zuckrberg en Capitol Hill estuvo el tema antimonopolio. “¿Quién es el competidor de Facebook?”, preguntó el senador Lindsey Graham a Zuckerberg, “¿No le parece que es un monopolio?”. Este respondió: “No lo siento así”.[3]

Facebook tiene aproximadamente 2700 millones de usuarios en todo el mundo. Si fuera un país sería la nación más grande, seguida de Instagram con 2.449 millones de usuarios y WhatsApp con 2000 millones de usuarios.

Facebook tiene aproximadamente 2700 millones de usuarios en todo el mundo. Si fuera un país sería la nación más grande, seguida de Instagram con 2.449 millones de usuarios y WhatsApp con 2000 millones de usuarios. Las tres compañías de Facebook Inc tienen una población más grande que los 3 países más poblados: China con 1.400 millones, India con 1.300 millones y Estados Unidos con 330 millones de habitantes.

Redes Sociales del Grupo Facebook

Redes Sociales del Grupo Facebook

Los ingresos de Facebook en el 2020 se situaron en 18.700 millones de dólares (un aumento del 11% interanual, cuando el mercado esperaba un 3%), 1.790 millones de usuarios activos diarios, 2.700 millones mensuales y un ingreso medio por usuario de 7,05 dólares. Además de una cartera de 9.000 millones de anunciantes, acorde con Goldman Sachs.[4]

Facebook ya no es una simple red social de amigos, ni puede definirse como una plataforma de publicidad. Su rol en la era de la información lo sitúa como el principal medio de información y divulgación de contenidos.

Facebook ya no es una simple red social de amigos, ni puede definirse como una plataforma de publicidad. Su rol en la era de la información lo sitúa como el principal medio de información y divulgación de contenidos. “Zuckerberg se ha convertido en un emperador del conocimiento, un cambio mínimo en su algoritmo decide cómo cambia el viento de la información”, afirma Miguel Ángel García Vega en el diario El País.[5]

Mark Zuckerberg

Mark Zuckerberg

La principal preocupación de Zuckerberg no son las multas, que en algunos casos han llegado a cifras record como en el 2019 cuando pagó US$5.000 millones por violaciones de las regulaciones en materia de privacidad de datos en los Estados Unidos, o la advertencia de la Comisión de Protección de Datos de Irlanda, sede europea de Facebook, que en 2020 instaba a la compañía a suspender inmediatamente la transferencia de datos de ciudadanos europeos hacia servidores estadounidenses, por lo que podría afrontar una multa que asciende hasta el 4% de su facturación global anual, es decir unos 2.350 millones de euros.[6]

El principal problema para Mark Zuckerberg es proteger su imperio de la atención política para evitar ser forzado a disolver su monopolio y dividir sus tres compañías.

El principal problema para Mark Zuckerberg es proteger su imperio de la atención política para evitar ser forzado a disolver su monopolio y dividir sus tres compañías, revirtiendo la compra de WhatsApp e Instagram.

La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos, FTC, en conjunto con una coalición de fiscales de 46 estados del país, presentó en Diciembre de 2020 una demanda contra Facebook para desmontar su Holding en atención a la Ley Antimonopolio o Sherman Antitrust Act.

No obstante, el proceso judicial contra Facebook podría durar años, mientras que Zuckerberg lleva tiempo entremezclando los negocios de sus compañías, y para que cuando llegue un veredicto, puede que ya no exista nada que poder separar por piezas.

En 2019, la compañía anunció que empezaría a fusionar la infraestructura técnica de sus sistemas de mensajes directos usados por Facebook MessengerInstagram y WhatsApp.[7]  Y a inicios de 2021, se comunicó que las nuevas condiciones de uso y política de privacidad de WhatsApp compartirían la misma infraestructura tecnológica a partir de Febrero, con la transmisión de datos de esta última para conectarle con el negocio publicitario de Facebook e Instagram.

Al momento, la fusión de la infraestructura de WhatsApp con Facebook fue diferida a Marzo de este año, en vista del impacto negativo que esta noticia tuvo en los usuarios y la masiva migración hacia  competidores que hasta ahora habían sido subestimados como Telegram y Signal.

Telegram desde su lanzamiento en febrero de 2014 hasta la actualidad alcanzó 500 millones de usuarios activos mensuales, según indica una publicación de su blog oficial en Enero de 2021.[8]  

Signal, el otro competidor, se descargó más de 7,5 millones de veces de acuerdo a Sensor Tower tras los cambios en la política de privacidad de WhatsApp,[9] lo que representó un crecimiento del 4,200%, ubicándose en 17.8 millones de usuarios activos.[10]

 

¿Qué es y cómo funciona el Oversight Board de Facebook?

 

La figura del Oversight Board es usualmente, una comisión de vigilancia. El más conocido es el  Public Company Accounting Oversight Board, PCAOB o la Junta de Supervisión Contable de las Empresas Públicas, que es algo así como el “auditor de los auditores.” Se trata de un ente privado, una organización sin fines de lucro, creada a través de la Ley SOX o Sarbanes-Oxley Act del 2002 y que a su vez está regulada y supervisada por la Securities and Exchange Commission, SEC, la Comisión de Bolsa y Valores​​ de los Estados Unidos. 

En cambio, el Oversight Board de Facebook no tiene las facultades de supervisión y control que se esperaban cuando se anunció su creación. Sus competencias, según lo establecido en los Estatutos publicados en el sitio web oficial, asemejan más a una corte de apelaciones que a una comisión de vigilancia. Tampoco tiene un regulador, ni esta sujeto a fiscalización.

El Oversight Board de Facebook, cuya denominación en español fue traducida por la compañía como “Consejo Asesor de Contenido”, tiene la función de revisar los casos en los que las personas no estén de acuerdo con el resultado de las decisiones de Facebook y hayan agotado el proceso interno de apelaciones con la compañía.

El Oversight Board de Facebook, cuya denominación en español fue traducida por la compañía como “Consejo Asesor de Contenido”,[11] tiene la función de revisar los casos en los que las personas no estén de acuerdo con el resultado de las decisiones de Facebook y hayan agotado el proceso interno de apelaciones con la compañía. El Consejo también podrá escuchar casos que hayan sido remitidos por la organización, donde revisará y decidirá sobre el contenido, en consonancia con las propias políticas de contenido y los valores de Facebook.

Las tareas de los miembros del Oversight Board son:

1.) Revisar, deliberar y decidir casos, incluida la redacción de decisiones finales en relación a los contenidos eliminados por Facebook, que hayan sido apelados por los usuarios.

2.) Participar en la capacitación sobre las políticas, los valores y la aplicación de prácticas y normas internacionales de derechos humanos, etc. en Facebook Inc.

3.) Participar en reuniones de la Junta, el Comité y el Panel.

4.) Preparar documentos escritos para la Junta (por ejemplo, recomendaciones del panel, actas de reuniones, informes anuales, etc.), así como otros relacionados negocio.

5.) Cumplir con los plazos acordados establecidos a fin de garantizar prontitud y equidad en la toma de decisiones.

6.) Mantenerse al tanto de la evolución general en el campo de los contenidos digitales. y gobernanza.

7.) Cumplir con el código de conducta de Facebook Inc.

El Consejo incluye diversos miembros a nivel mundial, con las habilidades para actuar en las distintas jurisdicciones donde opera Facebook. En particular la organización ha dividido su participación por regiones de la siguiente manera:

a.) Estados Unidos y Canadá

b.) América Latina y el Caribe.

c.) Europa

d.) África Sub-sahariana.

e.) Oriente Medio y África del Norte.

f.) Asia central y meridional.

g.) Asia Pacífico y Oceanía.

En caso de que el equilibrio geográfico de Oversight Board no abarque las regiones mencionadas anteriormente, puede seguir funcionando y procurar adecuar su estructura para dar cumplimiento a este requisito de forma expedita, en un plazo máximo de seis meses.

Para procurar la autonomía e independencia del Oversight Board, la compañía Facebook Inc ha dispuesto de un fideicomiso que administrará los recursos financieros destinados a sostener la estructura organizativa y remunerar a los miembros de este Consejo. De esta manera los recursos no vendrían directamente de Facebook, aunque los administradores del fondo fiduciario de igual modo son designados por Zuckerberg.

Las decisiones del Oversight Board sobre las controversias deliberadas y los criterios de moderación de contenidos adoptados, serán de carácter vinculante para Facebook, pudiendo anular cualquier decisión sobre la remoción de contenidos de esta social network.

Los casos que tratará el Oversight Board serán aquellos para los que todos los niveles de moderación anteriores no hayan podido encontrar una solución.

La Comisión tendrá la potestad de aceptar o no un caso, y según Facebook, en este primer año sólo se ocupará de unas pocas decenas de casos, para centrarse en aquellos en “el interés de todos». [12]

Es probable que los casos que se den a conocer a la Oversight Board sean aquellos sobre los que se está debatiendo la Libertad de Expresión, por ejemplo, recientemente sucedió que un video anti-aborto difundido en Facebook en los Estados Unidos, fue eliminado siguiendo la recomendación de un grupo independiente de Fake Checking, porque contenía supuesta información falsa. Sin embargo, luego de que cuatro senadores republicanos señalaron lo ocurrido, acusando a Zuckerberg de no ser imparcial con el punto de vista del partido conservador, el video volvió a estar en la plataforma.[13]

No sería un error decir que la Oversight Board de Facebook tendrá un impacto enorme en la vida y en la política mundial

No sería un error decir que la Oversight Board de Facebook tendrá un impacto enorme en la vida y en la política mundial. “Estamos en un contexto en el que las elecciones también se ganan a través de las redes sociales, en el que contenidos poco informativos o falsos moldean opiniones, y en el que la vida social y lo digital tiende cada vez más a coincidir”, como afirma Alessio Sgherza del diario La Reppublica,[14] agregando como ejemplo el reciente caso en Italia donde Facebook desactivó las cuentas del movimiento político “Casapound”, asunto que fue llevado a una causa civil en un Tribunal italiano. Ahora, Casapound podría apelar ante la Oversight Board, lo que podría revocar la decisión de Facebook.

Sin embargo, este asunto no escapa a las críticas. La política sobre la moderación de contenidos de Facebook sigue siendo opaca y en algunos casos, arbitraria. La dudosa autonomía e independencia, así como las limitadas competencias del Oversigth Board, hacen que esta figura no aporte un verdadero balance entre los intereses tutelados. Por un lado, el interés económico y el beneficio de la corporación; por otro lado, los intereses de los usuarios junto al beneficio común o colectivo conocido como “interés público” y por otra parte, el derecho fundamental a la Libertad de Expresión.

En el peor de los escenarios, Facebook podrían pretender utilizar el Oversigth Board para legitimar sus decisiones más controvertidas.

Hasta que exista un organismo regulatorio transnacional externo, competente para deliberar en esta materia; la Oversigt Board de Facebook será una figura insuficiente, que está ejerciendo un juego en el que al mismo tiempo es “pagador y beneficiario” (being both payer and payee). En nuestro refranero latinoamericano se diría que todo esto es como “pagarse y darse el vuelto”.

Pin It on Pinterest