editorial@ethicalenthis.com

Análisis y Prevención en Criminología Económica

¿Cuánto cuestan las drogas? Guía para comprender los precios del mercado ilegal de drogas en el mundo

por | Abr 30, 2020 | Articulos | 1 Comentario

El mercado ilegal de drogas (sic), sustancias estupefacientes y psicotrópicas es de 250 millones de consumidores alrededor del mundo. Según estimaciones de la UNODOC, sus ingresos se estiman alrededor de 300 mil millones de dólares al año. Si esta industria fuese un país, sería la cuarta economía mundial. Ha sido enfocado por los encargados de dirigir las políticas de prevención y control desde una perspectiva errada, al desnaturalizar la actividad criminal del entramado simbiótico de poder y corrupción que surge a partir del animus lucrandi y animus negocialis de la organización. si asumieran que los cárteles son, al fin y al cabo, compañías, los encargados de aplicar la ley podrían entender mejor su funcionamiento y dejarían de gastar millones de dólares en un esfuerzo inútil por ganar la “guerra” contra este negocio altamente especializado.

Las series de televisión, películas y telenovelas en los últimos años han aumentado la “popularidad” de los “narcos”. La mayoría de las personas conoce o ha escuchado sobre Escobar, el Chapo, la Reina del Sur y tantos otros personajes que inspirados en la realidad, son llevados a la pantalla con gran imaginación.

Algunos de estos personajes en pantalla, logran caudalosas fortunas y pasan de la pobreza a la ostentación de riqueza en unos pocos minutos dentro de la película. Pero, ¿Cuánto de cierto hay en eso? ¿Qué tan rápido se construye una organización criminal? Y, ¿Qué tan rentables son las drogas (sic)?

Apartando la ficción y los programas de TV recreativos, en el escenario estratégico-situacional de la “realidad”, el mercado ilegal de drogas (sic), sustancias estupefacientes y psicotrópicas, ha sido enfocado por los encargados de dirigir las políticas de prevención y control desde una perspectiva errada,

al desnaturalizar la actividad criminal del entramado simbiótico de poder y corrupción que surge a partir del animus lucrandi y animus negocialis de la organización; y que probablemente supera todas las hipótesis cinematográficas.

Si asumieran que los cárteles son, al fin y al
cabo, compañías, los encargados de aplicar la ley podrían entender mejor su funcionamiento.

Entonces, ¿Qué deberían aprender los gobiernos para combatir el fenómeno del tráfico de drogas? Tom Wainwright, reportero de The Economist, en su libro:

NARCONOMICS Cómo administrar un cártel de drogas,

señala que si asumieran que los cárteles son, al fin y al cabo, compañías, los encargados de aplicar la ley podrían entender mejor su funcionamiento y

dejarían de gastar millones de dólares en un esfuerzo inútil por ganar la “guerra” contra este negocio global y altamente especializado.

Uno de los ejemplos que cita en su libro está relacionado con los decomisos de drogas (sic) y la relación costos/beneficios de estas operaciones; que desde la lógica económica están totalmente mal calculados.

Es decir, cuando se hace un decomiso, las autoridades indican a los medios de comunicación los siguientes datos:

1. Sustancia o sustancias decomisadas;

2. Cantidad, la cual en los operativos más grandes viene expresada en toneladas;

3. Cartel o grupo criminal del cual se presume la procedencia; y

4. Valor del decomiso. Este último viene estimado en base al precio de las drogas ilícitas en el mercado donde se realizó el decomiso y en algunos casos, en base al mercado destino de la exportación. 

Tomar en cuenta el valor al detal de las drogas (sic) para medir el impacto económico del decomiso en la estructura financiera del Cartel, es un error estratégico. Ningún comerciante pensaría en calcular el valor de una cargamento de mazorca o choclo según el precio del  popcorn en un cine metropolitano. 

Incautación de drogas por autoridades

Incautación de drogas por autoridades

Según Wainwright, las drogas (sic), como cualquier producto de exportación, pasan por una larga cadena de valor agregado antes de alcanzar su precio final de “calle” o precio al detal.

Los cargamentos incautados podrían significar una perdida económica para los carteles de menos de un tres por ciento (3%) del valor declarado por las autoridades. 

Por lo tanto, el impacto de los decomisos de drogas (sic) tiene un alto valor mediático, pero no supera los beneficios que traen las operaciones de bloqueo o congelamiento (sic) y confiscación de fondos a través de los programas contra la legitimación de capitales o el lavado de dinero, que por su parte generan menor costo para las autoridades

Otro error de cálculo estratégico en las políticas contra el tráfico de drogas (sic) está en la erradicación de cultivos, ejecutadas por las autoridades locales en los países productores (principalmente Colombia, Perú y Bolivia)

en cooperación con la DEA, con el objetivo de crear “escasez” en el mercado de materias primas, lo que traería como consecuencia un aumento en los costos de producción para los carteles y un aumento de precio final al consumidor, cuyo efecto deseado sería desmotivar el consumo. 

Algunas drogas como la cocaína, no han variado su precio al consumidor en los últimos veinte años.

Nada más lejano de la realidad. Algunas drogas como la cocaína, no han variado su precio al consumidor en los últimos veinte años. Los únicos perjudicados de las políticas de erradicación de cultivos son los campesinos y el ecosistema.

Según Wainwrigh, la gestión del negocio de las drogas (sic) ilegales tiene una gran similitud a las multinacionales legítimas.

Uno de los métodos de comercio usado por los carteles puede comprenderse observando el sistema de Walmart, el minorista más grande del mundo cuyo éxito se basa en mantener precios estables y en algunos casos extraordinariamente bajos.

Para conseguir esto, Walmart impone precios y condiciones a sus proveedores ejecutando una práctica “monopsonista”, es decir, como compradores dominantes. 

Así como el concepto “monopolio” proviene del griego para significar un solo vendedor dominante, el “monopsonio” refiere al comprador único o dominante del mercado.

El precio del tomate en Walmart se mantiene invariable independientemente del éxito o menos, de la cosecha de tomate para sus proveedores, quienes se ven forzados a absorber las perdidas si una cosecha falla.

Los carteles de drogas (sic) actúan como “monopsonistas”, pueden imponer precios a los campesinos que no tienen a quien más venderles.

La misma situación ocurre, por ejemplo, con los productores de la hoja de coca, que se ven forzados a asumir las perdidas cuando sus cultivos vienen destruidos por las autoridades.

Los carteles de drogas (sic) actúan como “monopsonistas”, pueden imponer precios a los campesinos que no tienen a quien más venderles.

Aun así, los márgenes de ganancias de los cultivos de drogas para los campesinos siguen siendo más rentables que muchos otros cultivos, además cuentan con políticas de crédito y subsidios por parte de los carteles de drogas (sic), cosa de la cual pocos gobiernos se ocupan con eficiencia, eficacia y efectividad.

Te puede interesar: Coronacoin: La nueva genocoin de Internet

El precio al mayor de la drogas (sic) no está del todo claro. Algunas fuentes de información tienen estimaciones de precios “al kilo”, quedando una laguna sobre el valor de estas mercancías a “tonelada” desde la macro-producción.

Las rutas de distribución de la droga llamada cocaína en el mundo2013-2017 Fuente: UNODOC 2019

                                                   Las rutas de distribución de la cocaína en el mundo2013-2017 Fuente: UNODOC 2019

Los ingresos del negocio de las drogas (sic) se estiman alrededor de 300 mil millones de dólares al año. Si esta industria fuese un país, sería la cuarta economía mundial.

La actividad de las redes de tráfico de sustancias estupefacientes y psicotrópicas se ha convertido en un negocio global organizado que diseña, fabrica, transporta, distribuye, comercializa y vende a 250 millones de consumidores alrededor del mundo.

Según estimaciones de la UNODOC, los ingresos del negocio de las drogas (sic) se estiman alrededor de 300 mil millones de dólares al año. Si esta industria fuese un país, sería la cuarta economía mundial.

En cuanto a los precios de las drogas (sic) ilegales al detal, hay muchas más fuentes.

En parte, los datos provienen de la aproximación al negocio por los “agentes encubiertos” y los “consumidores simulados”; así como por las declaraciones que realizan las personas cuando son detenidas en las operaciones de redes de micro-tráfico. 

La variación de estos precios de drogas al consumidor depende entre otras cosas del mercado.

Como cualquier empresa, según Wainwrigh los problemas cotidianos que impactan el mercado de las drogas (sic) son: el manejo de personal (recursos humanos), abrirse camino entre las regulaciones gubernamentales, encontrar proveedores confiables y lidiar con los competidores.

Veamos ahora algunos precios de las drogas al detal por países, registrados por Havocscope en su base de datos sobre precios de bienes y servicios ilegales, cotizados en dólares americanos:

1. La cocaína este narcótico es una de las drogas más difundidas.

De esta sustancia proviene el prefijo “narco”, que comúnmente viene utilizado para “narcotráfico”, “narcotraficante”, etc., conceptos que en al argot popular buscan englobar a todas las sustancias estupefacientes y psicotrópicas ilegales. 

La cocaína es vendida al consumidor final por gramos.

El lugar donde la cocaína se vende más cara es Kuwait a $330 por gramo y el país donde este producto se comercializa más barato es Polonia a $53 por gramo.

En el mercado estadounidense que sirve como referente de precios por la DEA, la cocaina se vende a $300 por gramo.

Gráfico: Precio de la cocaína por país en USD $ por gramo. 

Precio de la cocaína por país en USD $ por gramo

Precios de la cocaína en USD $ por gramo por país. Fuente Havocscope

2. Las píldoras de éxtasis o MDMA, también conocida como Molly entre los adolescentes que son su principal nicho de mercado, se comercializa al precio más alto en Israel a $12 por píldora, mientras que registra el precio más bajo en Polonia a $1.7 por píldora.  

Gráfico: Precio del éxtasis por país en USD $ por píldora.

Precio del éxtasis por país en USD $ por píldora.

Precios del éxtasis en USD $ por píldora por país. Fuente Havocscope

3. La Heroína, un opioide altamente adictivo que deriva de la morfina, se vende al mas alto precio en un país asiático poco conocido: el Sultanato de Brunéi donde cuesta unos $1330.4 por gramo. Por su parte, el lugar donde se consigue más barata es Israel a $28.5$ por gramo. El precio en el mercado estadounidense es de $200 por gramo.

Gráfico: Precio de la heroína por país en USD $ por gramo.

¿Cuánto cuestan las drogas? Precio de la heroína por país en USD $ por gramo.

Precio de la heroína por país en USD $ por gramo. Fuente Havocscope

4. La Cannabis que puede presentarse como Marihuana o hachís, es un psicotrópico que en algunos países está siendo despenalizada (legalizándose su libre comercialización), se consigue más costosa en los Emiratos Árabes Unidos a $110 por gramo; mientras el precio más bajo se registra en Venezuela a $1.9 por gramo. Por su parte, en los Estados Unidos tiene un precio de $20 por gramo.

Gráfico: Precio de Marihuana por país en USD $ por gramo.

Precio de la drogas llamada Marihuana por país en USD $ por gramo.

Precio de Marihuana por país en USD $ por gramo. Fuente Havocscope

La Oficina Contra la Droga y el Delito de las Naciones Unidas (UNODOC), en su informe anual titulado World Drug Report destaca que el verdadero precio de las drogas es su costo social. Es decir, el daño que producen a la salud pública en los países de alto consumo. 

Se ha comprobado estadísticamente que el consumo de drogas aumenta:

a) La incidencia de casos de desorden mental y enfermedades psiquiátricas;

b) Aumenta la tasa de accidentes de tráfico. En la mayoría de los accidentes que ocurren bajo efectos de drogas, los daños son más graves y fatales;

c) Aumenta la incidencia de enfermedades infecciosas como el HIV y la Hepatitis C, a través del uso compartido de jeringas;

d) Aumenta la incidencia de enfermedades de transmisión sexual al llevar a cabo actividades sin protección bajo el efecto de drogas.

Evidentemente la salud pública debe ser tutelada y como vemos, las drogas pasan un factura en ese sentido que se refleja en un alto costo social, así como en el aumento de la criminalidad.

Sin embargo, no se debería perder el enfoque a los aspectos centrales que motivan el negocio global de las drogas. El Lucro.

Allí está la clave para un plan de acción en Criminología Económica.

Es importante comprender los aspectos fundamentales de la economía y las teorías contemporáneas de negocios para explicar por qué los cárteles de drogas (sic) funcionan de la manera en que lo hacen y cuales son las tácticas y estratégicas adecuadas para debilitarlos.

——-

Recomendamos:

Libro: WAINWRIGHT, Tom (2018), Narconomics: Cómo administrar un cártel de drogas. Editorial Debate. https://amzn.to/2Y3hO2M

2 Fuente: https://www.havocscope.com/black-market-prices/

Pin It on Pinterest