editorial@ethicalenthis.com

Análisis y Prevención en Criminología Económica

En la Universidad suele haber un divorcio entre teoría y acción. Con sus antinomias, paradojas y aporías. Hemos entendido que se necesita concebir una Criminología Política-Económica de contenido transdepartamental de ciencia horizontal, del Juego de la Teoría Social y práctica social, con voluntad endógena de reforma, con capacidad  de auto-modernizarse. Los conceptos tradicionales resultan insuficientes e inadecuados, para procesar y modelar realidades del S.XXI en adelante, más allá del simple objetivismo y desde el relativismo con tendencia a integrar dialécticamente, pensamientos circulantes y reflexivos; para que deje de ser una ciencia paramétrica que “anda por los rincones,” como  ciencia subalterna, sino que pueda contribuir como resultado de las ciencias horizontales interdisciplinarias, contemporáneas, dentro de una Metateoría.

He sido el tutor de una alumna inesperada, Raquel Rondón, quien se recibió de Criminóloga en 2004, en la Universidad de Los Andes, Mérida, Venezuela. La primera Universidad de América del Sur en abrir una facultad de Criminología, en 1992.

Conociéndola fuera el ámbito académico en el 2005 mientras prestaba mis servicios como asesor en el sector financiero, no puede decirse que sea ella la típica alumna de aula, ni yo el típico profesor.

Este proyecto, creación que ella ha gestado en su mente con ánimo de innovación y cambio epístemico -paradigmático, en respeto a su criminolología; es la serendipitia de esa interacción.

En los años la vi pasar de analista, coordinadora, gerente y Oficial de Cumplimiento en un Banco del Estado, en Caracas, capital del país, hasta convertirse ella misma en asesora para la Prevención y Control Perceptivo de la Legitimación de Capitales, Financiamiento al Terrorismo y Delincuencia Organizada Transnacional, DOT, Corrupción concomitante y simbiótica. Delitos de creación disruptiva, novedad hostil.

Su curiosidad intelectual coincidió con mi voluntad de enseñar.

Ella puso en práctica la teoría profesional para adquirir Praxis en la acción. Comenzó a Hacer y Aprender, con insuficiencia teórica, para procesar problemas nuevos.

Todavía hoy le doy soporte y apoyo ante un escenario cada vez más complejo.

La mayor preocupación inicial fue observar que en la Universidad suele haber un divorcio entre teoría y acción.

Con sus antinomias, paradojas y aporías. La riqueza hermenéutica del proceso de aprender, la problematización experimentada antes de la conceptualización, la metodología praxiológica como saber previo, para superar los obstáculos mentales, la inercia mental, la incapacidad entrenada, son freno para la innovación, descubrimiento y  creatividad.

Martínez  Miguélez narra que Poncaire sabiendo de la teoría de la Relatividad, le resultaba “más cómodo y fácil” seguir el paradigma newtoniano que adaptarse al nuevo paradigma[1].

Se necesita concebir una Criminología Política-Económica de contenido transdepartamental de ciencia horizontal, del Juego de la Teoría Social y práctica social.

Hemos entendido que se necesita concebir una Criminología Política-Económica de contenido transdepartamental de ciencia horizontal, del Juego de la Teoría Social y práctica social, con voluntad endógena de reforma, con capacidad  de auto-modernizarse, de misión gradual, continua de calidad y coherencia, como fuente proactiva de eficacia, eficiencia y efectividad de la criminología, ante la violencia creadora del capital ilegal e ilegítimo, violencia de segundo tipo, de novedad hostil de discontinuidad esencial, por sobre la teoría social tradicional con simplismo interdisciplinario, sin praxiología.

Dentro de conceptos de situación (Ortega y Gasset, Sartre Gadamer Heiddeger) categoría práctica de sistemas que siguen leyes y sistemas que crean leyes (Hegel); problemas estructurados y problemas cuasi estructurados; (Tolstoy  Mitroff, Listone) de autoreferencia (Hofstadler); de estrategia interactiva (de la Teoría de la Guerra de Clausewitz, Hart,  Beaufre, Schelling), conexión causal y conexión de sentido (Weber); libertad y libre voluntad humana (Popper);  creatividad y restricciones (Ackoft);  distinción e indicación (Spencer Brown); de incertidumbre (Heisenberg); indeterminación-química no determinística y estructuras disipativas (Prigogine); juegos y apuestas (Von New Newman, Mongernsten, Shubiik, Nash); juegos difusos (Zadedeh), Actos del habla Filosofía del Lenguaje (Wittgenstein, Habermas); Teoría de los Actos de Habla (Austin, Searle); Incerteza (Dror, Navocov); caos determinístico  e indeterminístico (E. Lorenz, Prigogine); de recursividad y recursividad enredada (Hosfstadter); de la planificación como intercambio de problemas y de efectos deseados e indeseados versus efectos indeseados de acción (Ackoff).

Por una Criminología cónsona con el sistema-situación contemporáneo, de una teoría de racionalidad científica distinta, frente al fenómeno de globalización y riesgo global, en convolución con la amenaza y vulnerabilidad, partir de la segunda mitad del Siglo XX, como fenómenos cualitativamente nuevos.

Lo importante es tomar posición en la vida profesional, como Actor en función de las instituciones y la lógica de las categorías creadoras  de actos  nuevos.

Comienzan así a verse los problemas como nudos críticos, el aparato conceptual clásico de lógica positivista, preserva como riguroso, la objetividad, el principio de causalidad, el determinismo, la experiencia sensible, cuantificación aleatoria, la lógica formal, verificación empírica, la planificación tradicional, con el concepto mecanicista de la naturaleza de Newton y la verificación, que ignora el Juego Social.

Los conceptos tradicionales resultan insuficientes e inadecuados, para procesar y modelar realidades del S.XXI en adelante.

Los conceptos tradicionales resultan insuficientes e inadecuados, para procesar y modelar realidades del S.XXI en adelante, más allá del simple objetivismo y desde el relativismo con tendencia a integrar dialécticamente, pensamientos circulantes y reflexivos (Heidegger) la simbiosis de lógica digital y analógica (Morin).

Se plantea así un cambio como desafío actual del S.XXI, con actitud básica y esencialmente crítica de un “cambio total en el modo de pensar”, obligados por el mundo actual y avance científico del nuevo Paradigma de la Complejidad, en cuanto al modo de conocer, desde una transformación del pensar, percibir y valorar, en la metodología cuantitativa de exigencia integradora y enfoque interdisciplinario, de revisión, reformulación o redefinición, con enfoque modular, estructural, dialéctico, con un cambio del lenguaje-realidad, de totalidad concreta relevante para el Actor en red de interrelaciones, diferente al Holismo de la hipótesis del vitalismo o al Ecosistema del Todo que afecta e interactúa con todo.

Ecosistema del Todo que afecta e interactúa con todo

Por eso se propone la visión de la Totalidad Concreta del Yo y el Otro, de cálculo interactivo de la Planificación Estratégica Situacional, PES, como una mediación entre el conocimiento y la acción con el análisis de cálculo interactivo y no el “diagnóstico” único y neutral.

De “Yo y el Sistema” de la Planificación Normativa.

La Teoría del Juego Social con su método de unificación temática como Teoría de la Acción.

Como ruptura epistemológica de inseparabilidad teórica entre lo económico y lo político.

La ciencia consiste en crear teorías” (Einstein); y “Hay dos modo de explicar; explicar para conocer y explicar para actuar” (Método PES, Matus)…  “Los Actores eligen sus planes, pero no pueden elegir las circunstancias en que deben realizarlos” (Matus).

Los científicos de la racionalidad científica positivista actual, han valorado y defendido la objetividad del conocimiento, el determinismo de los fenómenos, la experiencia sensible, la cuantificación aleatoria de las medidas, que se siente cómoda en la inercia mental, con la “objetividad del conocimiento” de visión reduccionista y mecanicista del paradigma Newtoniano-Cartesiano-Comteano de la filosofía de A. Comte y Mill, como método positivo de ciencia positiva, que descarta el paradigma Teológico (Aristóteles, Santo Tomas de Aquino y el Metafísico (Descarte, Hegel) de disyunción del Sujeto y del Objeto, por la razón de la ciencia positiva  que estudia los hechos sociales como culminación.

Estamos frente a una nueva teoría de la realidad científica de metodología cuantitativa de la Teoría del Juego Social diferente a la teoría social clásica o positivista deterministica.

Descarte establece un dualismo absoluto entre mente y materia, donde lo material es explicado “objetivamente” sin referencia al observador. Y en el “Discurso del Método”, dispone fragmentar el problema en elementos simples y separados como paradigma conceptual, que no puede explicar lo micro o submicrofísico de dimensión cuántica, o los mundos biológicos, psicológicos y/o sociológicos de interrelación social, de las ciencias humanas del hombre, que no puede responder, sin considerar que estamos frente a una nueva teoría de la realidad científica de metodología cuantitativa de la Teoría del Juego Social diferente a la teoría social clásica o positivista deterministica.

Del patrón explicativo desde “afuera,” de la realidad planificada no coexiste con los Otros.

Del objetivo independiente, de la verdad verificable, de una relación estática entre sujeto observador y objeto observado del Complejo de Procusto, que termina en una teoría vertical departamentalizada, de pura razón objetiva entre “agentes”, sujetos mecánicos, sin creatividad,  ni mundo interno.

El paradigma actual no reconoce la interacción humana como conflictiva, competitiva,  cooperativa, en la acción práctica transdepartamental del Juego Social, desde “adentro” (versteben) por Actores comprometidos de impulso de razón, pasión, suerte, intuición, empatía, compromiso, cooperación y conflicto de variables de cambio, subjetivas.

Con modo distinto de participar, conocer y valorar la asignación del espacio-tiempo. La acción no es sinónimo de comportamiento, como deformación economicista.

El comportamiento sigue leyes; no existen procesos creativos.

Criminología y su evolución según períodos

A vuelo de águila, hago síntesis muy condensada de la trayectoria histórica de la Criminología y su evolución según períodos, como suficiente base para una información introductoria[2].

1.) Criminología Clásica: Basada en la Ilustración o lo Teológico (S.XVIII comienzo hasta S. XIX) con el predominio de la razón, libre albedrío, ideas de progreso, conocimiento científico, político y social, (Descartes, Locke, Newton, Voltaire, Montesquieu, Rousseau, Diderot). Desconformidad con la rutina, fraternidad universal, utilidad, comportamientos racional, espíritu liberal y crítico. Critica religiosa, comportamiento desviado, acto delictivo como centro, investigación reactiva, castigos, crueldad y arbitrariedad de la justicia, legalidad de las penas, proporcionalidad, justicia jurisdiccional, prontitud y necesidad.

2.) Escuela Sociológica Positivista: Basada en el determinismo biológico de la conducta humana, características innatas, (Cesare Lombroso, Enrico Ferri, Rafaelle Garofalo), el delito natural, la peligrosidad. No explican causas, sino el determinismo y análisis del agente del delito y su comportamiento.

3.) Criminología Moderna: Siglo XX. Se intenta ampliar el campo de la criminología. Criminología alemana y penología con la relación social. Estados Unidos influenciado por un derecho penal acompañado con el avance en la psicología y sociología, y nuevos enfoques de Matza, Erschi, Garry Lafree, Godffdson, Farrrinton, Tittey, Jack Yung, etc. Surgen cambios de modelos en procesos de criminalización, ambiente social y el estudio de la victimología como ciencia empírica e interdisciplinaria de estudio del crimen desde la víctima. Control social e intervención positiva del delincuente y medios para responder al delincuente.

4.) Escuela de Chicago: Todavía en el XX, Robert E. Park E. Burgess y otros y los sociólogos urbanos de la Universidad de Chicago, con la “Zona de Transición” 1940, Mackay y Clifford R. Schn. Enfocada en los delincuentes juveniles con un abordaje sociológico. También en el período surge E. Sutherland hablando de delincuentes mayores, profesionales más experimentados y asociados con la Teoría de la Asociación Diferencial; y la Teoría de la Anomia de Robert Merton.

5.) Teorías individuales: Como la Teoría de la elección individual, de elección racional de Filosofía utilitaria de Cesare Beccaria “Crimen y Castigo”, sustituida por Jeremi Bentham y la Escuela de Chicago de James G. Wilson 1965, Gary Becket y George Stigler “La optima aplicación de las Leyes” 1970. La Teoría del Etiquetamiento (Labeling Aproach) de Howard Becker, 1963

6.) Criminología Crítica: Sobre marxismo, feminismo, economía política y teoría critica. Se basa en el estudio sistemático de la delincuencia y la Justicia en relación a la Clase Obrera, las minorías étnicas. Destacan: a) Conferencia  nacional de la Desviación; b) Realismo de Izquierda, inserción del delincuente en otro tipo alternativo; en que la persona responda a un peligro para la sociedad;  c) El Minimalismo del Derecho Penal Humanitario; d) Abolicionismo como critica radical  a todo el sistema de justicia penal y su remplazo.

7.) Criminología Feminista: Aparece contra una criminología sesgada hacia el género, especialmente en la cultura carcelaria. El Maiestream, corriente principal sobre la mujer se  adapta a trabajar con hombres, conducta desviada y control (O´Brien 1981 Political of control).  

El Paradigma de Lógica positiva con duración de tres siglos y además la disciplina del Derecho y la práctica de la Justicia, determinista y positivista.

Nada hay más normativo que el Derecho, que regula el proceso de relaciones sociales en el plano jurídico del deber ser  y concibe el proceso judicial como relación jurídica y no como una situación (Goldschmidt, Kohler) de quien la criminología actúa como afluente y que le ha impedido avanzar más allá del funcionalismo y finalismo, como variedad del positivismo lógico.

Además existe abuso irreflexivo de la intuición asistemática y el sentido común que cubre demasiado espacio, en relación a las ciencias y juicio analítico, por el intrusismo del concepto de Situación, como “moda” confundido la Planificación Estratégica Situacional, PES que considera la consciencia, la atención inmediata mental plena del Actor, que ha sido degradado al concepto de “agente”, sumado a la proliferación de Influencer, Coach y Progress, ignorantes de la teoría de las ciencias sociales y de parámetros científicos, con vicios de conducción, limitaciones y restricciones como apertura hacia de la negligencia, acedia e imprudencia, con  ceguera de control perceptivo.

 

Planificación Estratégica Situacional, PES que considera la consciencia

Necesitamos crear un Centro de Investigación y Desarrollo de una Universidad con Facultad de Criminología, para estudiar y producir criminología política-económica en el presente decisivo del mundo globalizado.

Necesitamos crear un Centro de Investigación y Desarrollo de una Universidad con Facultad de Criminología, para estudiar y producir criminología política-económica en el presente decisivo del mundo globalizado a base de aceptar que “No están en crisis los paradigmas de la ciencias sociales, sino el paradigma de la Ciencia en cuanto al modo de conocer”, y que “No estamos en una época de cambios sino de un cambio de Época”[3].

Toda estructura cognoscitiva se origina y es producida en una Matriz Epistémica, como trasfondo existencial y vivencial, como sistema de conducciones de pensar, que dan origen a una cosmovisión del cambio de sistema-situación o modo de mirar, interiorizar y expresar la realidad con teorías, estrategias, métodos y técnicas adecuadas a la naturaleza de lo social.

Los conceptos distintos de las ciencias sociales, que van más allá de la multidisciplinaridad simplista de las ciencias verticales sin una Metateoría común o transdepartamental; y sin una teoría sobre la práctica en el Juego Social.

Es inútil para resolver problemas, una ciencia social incapaz de comprender el proceso de producción social.

La propuesta de un método diferente de las ciencias horizontales interdisciplinarias, con conceptos muy distintos capaces de darnos explicaciones globales y unificadas “no es una oferta de supermercado” (como precisa Matus).

Para actuar en forma práctica en el Cálculo Social y sus problemas propios de problemas estructurados y cuasiestructurados, se debe partir con los conceptos para entenderlos.

Es necesario aclarar que existen en la teorización horizontal y que merecen consideración por su antigüedad, difusión e importancia los siguientes métodos y análisis de sistemas de modelos de simulación grandes y complejos, estructurales de investigación operativa Artur Tanley 1935, Raymon Lindem, 1942, Howar Thoms Odum y Eugene Odum, 1953; este último sin embargo ignoró la incerteza como regla general y no reconoció la influencia del observador humano.

Luego están también en las políticas públicas, (Policy Sciences) Yehzkel Dror, enfoque de planificación de la teoría social política, estilos de gobierno con aportes notables (1976,1987, 1995, 1996).

Las exigencias o ideas positivistas no son sostenibles, ni siquiera en la física moderna, como ejemplo para la epistemología y el cambio de paradigma científico.

Bell dice que aquellas han demostrado la incapacidad de la racionalidad clásica para comprender la realidad y la necesidad de un nuevo paradigma con las siguientes ideas:

  1. En la Teoría de la Relatividad especial de Einstein de tiempo-espacio insoluble, materia energía, la teoría cuántica de Plank, Bohr y Heisenberg.
  2. Principio de Indeterminación o incertidumbre de Heisenberg y la Hipótesis del Boostrap (G Chew).
  3. Teoría de las estructuras disipativas de Ilya Prigogine en termodinámica imposible de probar con la “objetividad sobrehumana.” La objetividad científica no tiene sentido alguno, termina en una ilusión. “La flecha en el tiempo”, Karl Popper del indeterminismo es compatible con el Realismo.
  4. La Complementaridad en la actividad epistémica, considerada incompatible se perciben compatibles, conciliables y simultaneas, complementarias del Sujeto (Barbour, Heisenberg) del nuevo modelo de racionalidad. Como Igualdad y Libertad.
  5. Hechos Desafiantes de la nueva física y neurociencia, no van con el principio de causalidad, nada en el universo es aislado. El teorema de J.S. Bell que varias ideas del hombre acerca del mundo de “sentido común” son falsas, demuestra la incapacidad de la racionalidad clásica  para comprender la realidad y la necesidad del nuevo paradigma. El lenguaje no es en su estructura similar a los hechos y los describen mal. “Nuestro concepto de la realidad depende de  nuestras categorías lingüísticas” (John Searle). “El mundo del hombre es del tamaño de los conceptos que conoce” (C. Matus).

Concebir una Criminología Política-Económica de la perspectiva emergente, significa clases de orden complejo, ultrasensibles y sutiles capaces de captar nuevos valores e ideas, que emergen de los sistemas (biológicos, sociales, económicos y otros) en épocas de cambio y crisis que hacen retroceder las fronteras de lo imposible (Nieto del Alba 1998).

“Lo político es lo determinante y el eje estratégico u ordenador es lo económico.”

“Lo político es lo determinante y el eje estratégico u ordenador es lo económico.” Como unidad-dual indivisible, de lógica dialéctica en la ruptura epistemológica, cónsona con la globalización.

Varios son los propósitos en el objetivo terminal de un cambio total del modo de pensar de la criminología actual, de las ciencias sociales horizontales; hacia una base del principio estratégico, general, integral y situacional: “Lo político es lo determinante y el eje estratégico u ordenador es lo económico.”

Como unidad-dual indivisible, de lógica dialéctica en la ruptura epistemológica, cónsona con la globalización de riesgo total, de la teoría de la interacción social, de visión horizontal transdepartamental; para distinguirla de la teoría económica positiva tradicional deterministíca, departamentalizada, que excluye la dimensión política creando un abismo entre la política y la economía que prescinde el ámbito de la praxis horizontal y la acción social horizontal.

No estudiar temas sino problemas. Los problemas pueden atravesar los límites de cualquier objeto de estudio o disciplina (Popper). Nada más práctico que usar la Teoría sobre la praxis, lo que exige reflexión crítica profunda, valorar la subjetividad de los problemas sociales y el concepto de situación (C. Matus) para cambiar el pensamiento.

a) Desplazar métodos que “siguen leyes”. Que no son creativos con capacidad de predicción de la acción de políticas económicas y no de prevención y control perceptivo.

b) Superar las relaciones del hombre con el proceso de producción de cálculo paramétrico y de acción instrumental (con carencia de mediación), de las ciencias naturales como acciones causales entre sujeto-objeto, donde El Otro no existe o es ignorado, que no distingue de la acción social en la interacción social; como acciones de sentido (con motivaciones humanas con subjetividades y reglas técnicas y políticas de viabilidad y aceptabilidad de razón estratégica) entre dos o más Actores en el Juego. Teoría de la acción con conceptos de praxis y praxeología.

c) Sobresalir ante propuestas normativas fundadas en la teoría vertical-departamental. La Teoría debe surgir como una teoría de razón técnica, libre de todo juicio  de valor. Como destreza, experiencia o arte. En las propuestas actuales teoría y práctica están separadas, sin contacto.

La idea del cambio epistemológico, del sistema categorial construido como genoestructura de la convergencia de los descubrimientos de: 1. Teoría del juego  Social, dentro del 2. Paradigma de la Complejidad y el 3. Método de Planificación Estratégica Situacional, PES, como desarrollo  más profundo para superar las interpretaciones  positivistas, simplistas y mecanicistas y de las amputaciones arbitrarias, para comprender el Juego Social.

Es así que se conseguirá que la Criminología se ubique dentro de las ciencias y tecnologías actuales, superando la visión de túnel de las ciencias verticales.

Para que deje de ser una ciencia paramétrica que “anda por los rincones,” como  ciencia subalterna, sino que pueda contribuir como resultado de las ciencias horizontales interdisciplinarias, contemporáneas, dentro de una Metateoría, en el proceso de producción de la Acción: Recursos (Insumo) – Producto – Resultado. Dando viabilidad y aceptabilidad del procesamiento de los problemas sustanciales reales: Políticos-Económicos, como unidad dual indivisible, desde la teorización de la producción social, en el Juego político-económico.

Sus actores de cálculo interactivo, donde el Derecho y la Justicia actúan como Condicionante Genoestructural y Fenoestructural complejo (espacio de variedad de lo posible de la capacidad de gobierno del actor). Sin voluntad política y condiciones favorables económicas no puede dar resultados sociales favorables en la incertidumbre dura del sistema-situación, de final abierto, con estrategia interactivas de sentido práctico (Praxis y Praxiologia) sin el divorcio entre Teoría y Práctica.

En la interacción globalizada de la Política, la Economía y la Delincuencia, como Centro de Gravedad, Nudo Crítico donde los actores delincuenciales intervienen tanto en la inseparabilidad política y economía, distorsionando gravemente sus funciones de manera sustancial concomitante y simbiótica, diacrónica y sincrónica, con la corrupción económica, vulnerando la dignidad del hombre en sociedad, derechos humanos, garantías civiles, estados democráticos  republicanos; con la impunidad culpable y consentida y ampara socialmente[4].

Influyen sobre las malas praxis políticas y económicas de los gobiernos de los Estados, libertad e igualdad individual, en la interrelación de la praxis social y la responsabilidad social de desarrollo sostenible exigida desde la ONU y sus estándares; y la calidad y coherencia de los Gobiernos con sistemas de la teoría del “Buen gobierno” Estatal y/o Corporativo.

Las carencias sistemáticas y estructurales que terminan creando el “Estado Paralelo”, la soberanía incontrolada vulnerando principios de universalidad, exclusividad e inclusividad, y la contaminación en la naturaleza, dinámica y magnitud de los circuitos económicos, financieros y comerciales de la economía mundial globalizada[5].

En síntesis, queremos:

  1. Comprender la realidad desde Dentro como protagonista desde el concepto de Situación.
  2. Comprender el papel del lenguaje en la acción práctica y la conversación del Juego Social.
  3. Identificar y analizar problemas cuasiestructurales.
  4. Identificar posibilidades de acción en un Juego creativo.
  5. Evaluar la eficiencia, eficacia y efectividad de las posibilidades de Acción.
  6. Evaluar la viabilidad estratégica y concertadora de la acción social.
  7. Lidiar con las incertezas y sorpresas.
  8. Ejercer el juicio humano para evaluar la conveniencia y aceptabilidad de las posibilidades en el plano de los valores, de lo posible con lo deseable.
  9. Experimentar y ensayar la simulación de la realidad antes de actuar.
  10. Acompañar el impacto de la acción sobre la realidad y corregir. Aprender de los errores.
  11. Organizar para la acción.
  12. Explorar el futuro para fundamentar la acción presente en un Juego libre de final abierto, como fuentes de contacto de la relación del hombre con la acción.

Nota del Editor:

El Dr. Bayardo Ramírez Monagas es un destacado jurista venezolano, Abogado egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV) en 1962, proyectista de la Ley Orgánica Sobre Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas (LOSEP) y la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada (LOCDO). Primer Presidente de la Comisión Nacional Contra el Uso Ilícito de las Drogas (CONACUID), Ex Asesor del Parlamento Andino y Latinoaméricano. Creador del Nomen Iuris “Legitimación de Capitales” en la tipificación jurídica de la conducta representada bajo los conceptos del vulgo “Lavado de dinero (sic)” o “Blanqueo de Capitales (sic)”; Autor de numerosos libros entre los que destacan “El Estado Paralelo: Solo Negocios” y “Corrupcion y Guerras de Cuarta Generacion”, entre tantos otros.

[1] Miguel Martínez Miguelez, El Paradigma Emergente, 1993.

[2] https://es.wikipedia.org/wiki/Criminolog%C3%ADa

[3] Miguel Martinez Miguelez, El Paradigma Emergente.

[4] Bayardo Ramírez Monagas, El Estado Paralelo  Solo Negocios 2005.

[5] Ramírez Monagas Corrupción y guerras de cuarta generación. 2009.