Compliance

El término Compliance para nosotros, herederos del sistema jurídico romano-germánico, es un neologismo proveniente del sistema jurídico británico common law o consuetudinario, que se ha instalado en nuestro vocabulario jurídico a partir de las primeras reformas a las regulaciones empresariales y financieras, que vinieron como consecuencia de la tipificación de delito Money Laudering (lavado de dinero, SIC).

El origen de la palabra Compliance viene del término inglés «Comply», cuyo significado es “actuar conforme a las reglas”. De hecho, el Diccionario Cambridge da como significado a la palabra Compliance, lo siguiente: “behaviour which obeys an order, rule, or request”; es decir, «comportamiento que obedece a una orden, regla o solicitud».

Aunque el termino Compliance es relativamente “nuevo”, las determinación de reglas para comprobar la conformidad de un proceso estaba ya presente en las primeras transacciones económicas de la pre-historia. 

Hallazgos arqueológicos han demostrado que la contabilidad en el tiempo de los Sumerios (3.500 A.C.) ya tenía un sistema de Compliance a través de un registro público, donde se dejaba constancia del intercambio de valores (trueque), y servía además para auto-regular la dinámica de este intercambio. Para ello utilizaban tablillas, sellos y tapones de arcillas marcados con improntas, dejando constancia de la actividad mercantil.

Además, entre 1927 y 1931, en la ciudad iraquí de Nuzi los arqueólogos encontraron la existencia de un sistema de asientos que hacia uso de fichas con fines contables, se decía de ellas que estaban: “depositadas”, “transferidas” y “suprimidas”. Estas fichas pueden asemejarse a los actuales Token, como una forma de registrar las obligaciones y derechos.

Durante el siglo XX en los Estados Unidos, la figura de Compliance estaba estrechamente relacionada a los aspectos legales de la contabilidad mercantil. Sin embargo, con la evolución de los negocios en los últimos años, el análisis de riesgos empresariales se ha convertido en la piedra angular del moderno Compliance.

A continuación un elenco de algunos momentos claves en la evolución del Compliance empresarial anglosajón:

Evolución del Compliance

¿Qué es un barómetro de la corrupción?

La corrupción es mucho más que una percepción. Son hechos concretos medibles cuantitativamente a través de un instrumento estadístico, comparativo y analítico como el Barómetro de la corrupción.

La ONG Transparencia internacional realiza un medición al índice de percepción de la corrupción en 180 países. Lo hace basándose en la opinión de expertos y asigando un valor en una escala que va de cero (0), altamente corrupto a cien (100), muy “limpio”.

¿Hasta que punto es suficiente con medir la percepción de este fenómeno para comprenderlo?; o por el contrario, ¿es necesario y viable medir otros indicadores?

Ciertamente la corrupción es un delito económico del cual podríamos tener estadística como tasa de incidencia, número de casos judicializados, sentencias, numero de personas y/o empresas involucradas, entre otros datos que, sin embargo, en los países altamente corruptos pueden ser poco fiables.

Un modo bastante aproximado para construir con rigor científico de un barómetro de la corrupción, que sirva de referencia académica y no solo política, tiene que considerar las variables subyacentes en el delito, por ejemplo, gasto público, costos de las obras públicas, tiempos de ejecución, etc., vistos como referencias comparables globalmente; por ejemplo, ¿Cuanto cuesta hacer una escuela en Austria? ¿Cuánto cuesta hacer una escuela similar en Colombia?.

Las empresas privadas usan constantemente las referencias de costos/precios internacionales para sus procesos internos. La misma metodología podría utilizarse para evaluar los proyectos de la administración pública y la posible corrupción.

El barómetro ofrecería precios y costos de referencia para una evaluación de las operaciones sospechozas de corrupción del Pais y de este modo, medir el fenómeno desde una perspectiva más cercana a la problemática que envuelve. 

Lista OFAC

Click para consultar On Line:

Ver Aquí

La Oficina de Control de Activos Extranjeros – OFAC (por sus siglas en inglés), es una rama del Departamento del Tesoro de los E.E.U.U. dedicada a investigar y sancionar a personas, organizaciones y países que forman parte o tienen vínculos con organizaciones terroristas, criminalidad organizada transnacional, tráfico de drogas, corrupción y otros delitos de impacto global.

Consultar la lista OFAC es una herramienta importante en los procesos de cumplimiento normativo, sobre todo para la realización de la “Enhanced Due Diligence”, traducido comúnmente como diligencia debida mejorada o comprobaciones debidas ampliadas y que refiere a esa minuciosa revisión y análisis de los registros de la persona o entidad con la cual se está por establecer una relación legal y/o financiera, evaluando todos los factores de riesgo que puedan afectar la situación de la empresa o persona en el transcurso de las operaciones comerciales.

Lista OFAC

Whistleblowing

El Whistleblowing tutela a cualquier persona que señala una situación ilegal o irregularidad en el lugar de trabajo.  

Esta señalación no es una querella, ni una denuncia penal, los principales aspectos que la distinguen son las consecuencias para los sujetos participantes en el acto y la protección para el señalador o Whistleblower, que entre otras cosas, no será llamado si la situación deriva en un juicio penal.

El  Whistleblowing es una herramienta importante contra la corrupción.

Las organizaciones estadounidenses tienen una experiencia madurada con el Whistleblower Program, las primeras referencias históricas se remontan a finales del siglo XVIII, como consecuencia de los numerosos escándalos financieros y fraudes cometidos contra el Estado. 

El movimiento del Whistleblowing, aquel que está actuando como señalador, delator o “soplón” (en su traducción más literal); nace con el objeto de otorgar seguridad a las personas que tuvieran conocimiento de un fraude cometido al Estado para que pudieran denunciarlo sin sufrir represalias.

El caso Watergate en los Estados Unidos, durante la presidencia de Richard Nixon en 1974, inició a partir de la señalación de un Whistleblower que utilizando el seudónimo “Deep Throat” (garganta profunda) filtró documentos de la sede del partido demócrata que demostraban una serie de actividades ilegales y abusos de poder orquestados por Nixon y que llevó a un proceso de impeachment (destitución) del Presidente.

Pin It on Pinterest