editorial@ethicalenthis.com

Análisis y Prevención en Criminología Económica

 Era «un chico de Brooklyn con un motor por cerebro». Fue pieza clave en la edificación de un fraude a través de un esquema Ponzi por más de $ 450 millones.

El poder que acumuló se debía principalmente a sus conexiones, más que a su propia riqueza. Aunque su patrimonio personal no era poco, se estimaba en $ 500 millones de dólares y percibía ingresos de $10 millones al año.

En 2019 Jeffrey Epstein fue imputado por Tráfico Sexual, Tráfico Sexual de Menores y Conspiración. De acuerdo al Ministerio Público, Epstein llevó a cabo un «esquema piramidal de tráfico de menores.»

La Criminología Económica tiene un nuevo personaje y caso de estudio.

Ha sido definido por las autoridades estadounidenses como un “Depredador Sexual”, pero como veremos, fue también un ávido “Depredador Económico”.

Se trata del multimillonario Jeffrey Epstein, quien presuntamente se suicidaría en la cárcel, durante la espera por un juicio en su contra ante una corte de Manhattan, por diversas acusaciones relacionadas a delitos graves con menores de edad que podrían haberle costado 45 años de prisión.

En este análisis buscaremos centrarnos en los negocios dudosos que dieron origen a la fortuna de Epstein y su posible relación con fraudes y otros delitos económicos.

Historia Familiar.

Parque de New York

Jeffrey Edward Epstein nació en Brooklyn, Nueva York el 20 de enero de 1953.

Sus progenitores, judíos de clase media, se habían casado un año antes. Jeffrey fue el mayor de los dos hijos de la pareja. 

A principios de la década de los ‘70, la familia se mudó a Coney Island.

Se dice que Epstein siempre hablaba sobre su padre, indicando que trabajó toda su vida en el Departamento de Parques de la ciudad de Nueva York, como jardinero.

Si bien es cierto que dicho organismo aparece citado como empleador en su certificado de defunción, los registros oficiales recogen que Seymour Epstein, padre de Jeffrey sólo estuvo contratado allí durante tres meses.[1]

Se graduó en 1969 de la Lafayette High School a la edad de 16, saltándose dos grados, por merito a su precoz inteligencia.

En septiembre de 1971, asistió al Courant Institute of Mathematical Sciences en la New York University, pero abandonó la institución sin conseguir un título en 1974. 

«un chico de Brooklyn con un motor por cerebro»… «Una persona como Epstein, capaz de enseñar física o matemáticas a unos niveles que incluso hoy son raros de ver en el mundo

La revista New York en un perfil de Jeffrey Epstein publicado en el año 2002 afirmaba que este era «un chico de Brooklyn con un motor por cerebro«… «Una persona como Epstein, capaz de enseñar física o matemáticas a unos niveles que incluso hoy son raros de ver en el mundo académico, y claramente dotado de una habilidad para convencer a la gente de que era algo que en realidad no era… 

No me sorprende que fuese contratado”, en referencia al período en el cual Epstein con apenas 21 años, fue profesor de matemáticas y física en el Dalton School de Nueva York, sin haber culminado sus estudios universitarios, ni contar con las credenciales necesarias[2].

Para ese momento, algunas alumnas del instituto que lo recuerdan, según reporta el Miami Herald, lo definían como un “pervertido”.

¿Cómo construyó su fortuna?

El origen del patrimonio de Epstein no está del todo claro, no heredó una gran fortuna familiar, ni tampoco destaca por haber construido emprendimientos importantes.

Su primer contacto relevante en el mundo de los negocios lo hizo a través del padre de uno de sus alumnos del Dalton School de Nueva York, el empresario Alan «Ace» Greenberg, quien presumiblemente lo ayudaría  a entrar al banco de inversiones Bear Stearns en el año 1976, donde fue subiendo puestos hasta alzarse como socio de la firma.

Su salario oficial rondaba los 55 mil dólares al mes.

Epstein abandonó abruptamente Bear Stearns tras delatar a sus socios quienes presuntamente realizaban “operaciones ilegales” y conseguir no ser inculpado.

En 1981,  Epstein sale de Bear Stearns para fundar su propia consultora:

Intercontinental Assets Group Inc., IAG y lanzar su propia firma de inversiones: J. Epstein and Co y después The Financial Trust Company, con las cuales mantuvo estrecha colaboración con el First American Bank  y su accionista el Bank of Credit and Commerce International, BCCI,

hasta poco antes del colapso y quiebra de esta entidad financiera en 1991; tras comprobarse la intermediación financiera con fondos provenientes de diversas actividades delictivas, en particular a la legitimación de capitales/ lavado de dinero, procedente de los carteles colombianos de droga y del General Noriega en Panamá.

Bank of Credit and Commerce International, BCCI

                                                                                                    Bank of Credit and Commerce International, BCCI

Epstein mantuvo una estrecha colaboración con Steven Hoffenberg quien estaba al frente de la Towers Financial Corporation, una agencia de cobro de deudas que formó parte durante décadas de la estafa piramidal gigantesca al lado de Bernie Madoff, a través de un enorme esquema Ponzi.

Esta agencia se prestaba para comprar todo tipo de deudas, en la mayoría facturas hospitalarias.

Hoffenberg y Epstein iniciaron una relación simbiótica y en 1987,  incluyeron en su cartera de inversionistas a la Pan Am, cosa que fracasó un año más tarde cuando la compañía aérea tuvo que declararse en bancarrota tras el atentado perpetrado en su Vuelo 103.

cuando se descubrió el esquema Ponzi, un fraude que generó perdidas por más de $ 450 millones a los inversores. Durante el juicio, Hoffenberg señaló a Jeffrey Epstein como una pieza fundamental en la estafa.

Towers Financial Corporation colapsó en el año 1993, cuando se descubrió el esquema Ponzi, un fraude que generó perdidas por más de $ 450 millones a los inversores. 

Durante el juicio, Hoffenberg señaló a Jeffrey Epstein como una pieza fundamental en la estafa, pero nadie pareció querer escucharlo[3].

Las operaciones financieras realizadas por Epstein y los clientes de su cartera de inversores, siguen en la opacidad.

Su empresa de consultoría Intercontinental Assets Group Inc., IAG se auto definía como:

una firma creada para ayudar a los súper-ricos a entender el poder, la responsabilidad y la carga que supone su dinero”,

además se ofrecía como algo más que una simple agencia de cobro de deudas.

Como “especialista en conseguir que sus clientes recuperaran todo lo que abogados y brokers poco fiables les hubiesen arrebatado”.

Esto coincide con los números testimonios allegados a Epstein que señalan que le gustaba de describirse ante los demás como la versión Wall Street de un “caza recompensas”

Una de sus primeras clientas fue la actriz y presentadora española Ana Obregón, quien se puso en contacto con Epstein para que le ayudase a recuperar los millones de dólares que su padre, Antonio García Fernández, había invertido en Drysdale’s Securities Corporations antes de que la firma fuese acusada de fraude.

Como en otras operaciones de la IAG, no está claro cuánto dinero consiguió rescatar, ni tampoco cuál fue la comisión que debió pagar a Epstein, pero la cliente pareció satisfecha con la operación.

Desde el principio se dejaba claro que estos servicios eran exclusivos para aquellos verdaderamente ricos, por lo que solo aceptaba a clientes con activos superiores a los mil millones de dólares.

Se estimó que el Epstein llegó a gestionar $15 mil millones en activos.

El poder que acumuló se debía principalmente a sus conexiones, más que a su propia riqueza. Aunque su patrimonio personal no era poco, la Fiscalía de Nueva York estimaba la fortuna de Epstein en $ 500 millones de dólares.

El poder que acumuló se debía principalmente a sus conexiones, más que a su propia riqueza.

Aunque su patrimonio personal no era poco, la Fiscalía de Nueva York estimaba la fortuna de Epstein en $ 500 millones de dólares y percibía ingresos de $10 millones al año.

.

Jeffrey Epstein se auto denominaba co-fundador de la Fundación Clinton, creada en 1997 por el ex presidente de los Estados Unidos William (Bill) J. Clinton.

Gracias a su riqueza pagaba a sus amistades viajes a su isla del Caribe (conocida como la Isla del Pedófilo) en las Islas Vírgenes, y a su rancho en Nuevo México, al mismo tiempo que les ofrecía generosamente su avión, conocido como el “Lolita Express”.

“Lolita Express”, Avión de Jeffrey Epstein

“Lolita Express”, Avión de Jeffrey Epstein

Sin embargo, hasta ahora no se ha revelado totalmente la lista de Clientes de Jeffrey Epstein.

El único cliente conocido entre toda su agenda fue Les Wexner, el fundador de la marca de ropa Victoria´s Secret o Bath and Body Work.

En 2019, tras la muerte del magnate, Wexner declaró que Epstein le había manipulado y denunció que este le habría robado 46 millones de dólares[4].

Esta relación con Wexner duró mas de una década y fue crucial para que Jeffrey Epstein realizase nuevas conexiones con personas de la élite, incluso llegó a ser nombrado como miembro de varias comisiones y consejos importantes de Nueva York.

La lujosa mansión en la que Epstein vivió a partir de la década de los ‘90 en Nueva York  y hasta su arresto en 2019 pertenecía a Les Wexner y fue cedida en Fideicomiso a Epstein.

Residencia de Jeffrey Epstein en New York

Fue en esa propiedad, donde el FBI encontró durante el allanamiento, un gran número de archivos de fotografías de mujeres desnudas o semidesnudas, algunas aparentemente menores de edad.

Además de fotografías con personalidades entre los que destacan Bill Clinton, Woody Allen, el Príncipe de Arabia Saudita, Mohammed Bin Salman y el Príncipe Andrés, Duque de York, hijo de la Reina Isabel II de Inglaterra; quien en noviembre de 2019, renunció a los deberes reales públicos[5].

Jeffrey Epstein en Audiencia de Tribunal

Jeffrey Epstein en Audiencia de Tribunal

Jeffrey Epstein fue acusado por primera vez en 2005.

La denuncia la hizo una joven de 14 años y sus padres a través de la policía de Palm Beach (Florida), señalando que la joven había sido llevada, por una chica de mayor edad, a la mansión de Epstein donde el empresario le había pagado 300 dólares luego de obligarla a desnudarse y realizarle un masaje.

La investigación consigue los testimonios de 34 menores de la zona (otras 46 menores detectadas declinarían hacerlo).

La investigación consigue los testimonios de 34 menores de la zona (otras 46 menores detectadas declinarían hacerlo), de las que se había abusado bajo ese mismo pretexto.

Al parecer la mayoría de ellas provenía de entornos “vulnerables”.[6]

En la primavera del 2006, Epstein fue arrestado al ser acusado de cuatro cargos por actividades sexuales ilícitas con menores.

En 2007, Jeffrey Epstein se declaró culpable de los cargos de “Solicitud de Prostitución” y “Contratación de Menores para la Prostitución” en el Estado de Florida[7].

Cumplió una sentencia breve, apenas 13 meses de cárcel, con permisos de salida extraordinaria de 12 horas al día, para trabajar desde su oficina de Palm Beach durante seis días a la semana. 

El pacto con el Ministerio Publico y la liviana sentencia, así como otras irregularidades está siendo investigadas actualmente y el entonces fiscal Alex Acosta fue removido de su cargo (hasta el julio de 2019 era secretario de Empleo de la Administración Trump).[8]

En 2019 Jeffrey Epstein fue imputado por Tráfico Sexual, Tráfico Sexual de Menores y Conspiración, tras una indagación más acuciosa por parte del FBI que incluía nuevos testimonios en diferentes jurisdicciones de los Estados Unidos

En 2019 Jeffrey Epstein fue imputado por Tráfico Sexual, Tráfico Sexual de Menores y Conspiración, tras una indagación más acuciosa por parte del FBI que incluía nuevos testimonios en diferentes jurisdicciones de los Estados Unidos, que le situaban como autor de una “vasta red” de explotación de menores, que operaba desde sus mansiones en Manhattan y Florida, con actividades mayormente centradas entre los años 2002 al 2005. 

De acuerdo con los fiscales del Ministerio Público, Epstein llevó a cabo un «esquema piramidal de tráfico de menores» en las Islas Vírgenes, Estados Unidos, una de sus residencias.[9]

Aunque no se sabe con certeza cual era la lista de clientes a los que ofrecía estas adolescentes para actividades sexuales, el FBI reveló algunas imágenes de fotografías en las residencias de Epstein donde se observan personas de alta esfera social y política de los Estados Unidos.

Algunas de las jóvenes, además de ser abusadas sexualmente por el propio Epstein, eran coaccionadas para mantener encuentros con los amigos y contactos de Epstein en sus habituales fiestas.

Se han formulado diversas hipótesis sobre la operatividad de esta red de Tráfico de Menores dirigida por Epstein, quien habría recibido dinero a cambio de ofrecer estas adolescentes actuando como un proxeneta.

Posiblemente, también lo habría exigido a través de chantaje y extorsión a sus huéspedes; utilizando las fotos y videos de las cuales disponía.

Se encontró que todos los espacios (incluidas habitaciones y baños) de las residencias de Epstein, eran monitoreadas con circuito de video.

Jeffrey Epstein buscado por el FBI

Recientemente fue presentado a través de Netflix una serie de documentales, bajo la dirección de Lisa Bryant, denominado Jeffrey Epstein: Asquerosamente Rico; que inició a grabarse antes de su muerte, donde entre otras cosas, se encuentran algunas de las entrevistas realizadas por los agentes de investigación a Epstein.

Te puede interesar: Tráfico de Medicamentos para el Deporte Recreativo

Destaca que en estas entrevistas, ante todas las preguntas realizadas directamente a Jeffrey Epstein, este responde apegándose a la quinta enmienda constitucional de los Estados Unidos, o derecho contra la “auto-incriminación”; por lo que no afirma, ni niega los hechos de los que se le acusa.

En la exposición de los sucesos presentado por el documental de Netflix: Jeffrey Epstein, asquerosamente rico. Se puede observar que:

  • El perfil criminal de este “Depredador Sexual” (como fue calificado por el FBI) corresponde a un sociópata incapaz de experimentar empatía. Manipulador con gran habilidad para convencer y envolver a cualquiera para sus propósitos. Su fortuna la construyó robándole dinero a los multimillonarios en Wall Street y convenciéndolos de que no lo denunciaran. Tales eran sus habilidades para manipular y engañar, que pudo convencer a adultos y expertos en finanzas por años. Una joven de 14, 16, 22 años o la edad que sea; es aún mas vulnerable de caer en las estratagemas de un sociópata como Epstein.
  • Esas adolescentes no eran prostitutas. Es equivocado referirse a esa situación como una “red de prostitución”. Cuando se abusa sexualmente de una joven o una mujer y luego se le da un dinero, y se le manipula para que no reaccione; eso no la hace “prostituta”. Por el contrario, e so está en sintonía con el modo de actuar de un pedófilo, que después de abusar, ofrece caramelos al niño y lo convence de mantener el secreto.
  • Jeffrey Epstein estaba siendo juzgado por Tráfico de Personas y Tráfico de Menores de Edad; delitos que también son conocidos como “Trata de personas”. Epstein construyó una red piramidal con estas jovencitas y niñas, las persuadió a mantenerse dentro de la red y en algunos casos a invitar a otras jóvenes a hacer parte de la red. Ellas eran utilizadas como un “producto”, sea para el mismo Epstein o para sus allegados de la más alta élite social. Esta operación fue estructurada como un fraude piramidal con fines de explotación sexual. Las victimas son eso: Victimas. Ni la edad, ni el genero, ni la estructura familiar o el estrato social de procedencia puede ser tergiversado para responsabilizarlas de algo que estaba orquestado por un experto manipulador y su entorno co-participe, encubridor y cómplice.

Todavía la polémica no asoma su fin. El asunto de la muerte de Epstein, quien fue hallado sin vida en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan (MCC, por sus siglas en inglés), ha dado pie a nuevas averiguaciones por presuntas irregularidades en la custodia del prisionero.

Este centro penitenciario de máxima seguridad, tiene protocolos estrictos de vigilancia pues algunos prisioneros son de alta peligrosidad. Por ejemplo, allí estuvo preso el “Chapo Guzmán”

El fiscal general y secretario de Justicia de EE.UU., William Barr, dijo al respecto que se estaban descubriendo serias irregularidades en la instalación, que son profundamente preocupantes por lo que exigió una investigación exhaustiva.[10]

[1] https://www.revistagq.com/noticias/articulo/jeffrey-epstein-enigmas-como-se-hizo-rico

[2] https://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2019/08/10/jeffrey-epstein-pertenecer-clase-obrera-convertirse-multimillonario-acusado-trafico-sexual-menores/00031565445016096681746.htm

[3] https://www.revistagq.com/noticias/articulo/jeffrey-epstein-enigmas-como-se-hizo-rico

[4] https://www.infobae.com/historias/2020/06/04/la-terrible-trama-de-abusos-sexuales-de-jeffrey-epstein-millones-violacion-de-menores-y-misteriosa-muerte/

[5] https://www.insider.com/prince-andrew-stepping-away-royal-2019-11

[6] https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/caso-jeffrey-epstein-que-sabemos-que-cuenta-documental-netflix-que-queda-saber

[7] https://businessinsider.mx/desde-donald-trump-hasta-bill-gates-estos-son-los-personajes-conectados-a-jeffrey-epstein-serie-netflix/

[8] https://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2019/08/10/jeffrey-epstein-pertenecer-clase-obrera-convertirse-multimillonario-acusado-trafico-sexual-menores/00031565445016096681746.htm

[9] https://businessinsider.mx/desde-donald-trump-hasta-bill-gates-estos-son-los-personajes-conectados-a-jeffrey-epstein-serie-netflix/

[10] https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-49315823